Después de varios días embalando, los necesarios viajes de una casa a otra, descargando las interminables cajas: por fin has llegado a tu nuevo hogar. Lo más probable es que te encuentres abrumado por la multitud de cajas y muebles que debes desembalar y encontrarles un lugar ideal en tu nuevo hogar. No te desesperes, desembalar no es una tarea apetecible pero si sigues estos 5 consejos todo saldrá perfecto:

  1. Define una zona de desembalaje
  2. No vayas desembalando cajas por toda la casa si quieres evitar superar una gymkana tras varias horas de trabajo. Escoge una zona dónde vas a agrupar las cajas y muebles para ponerte manos a la obra. Lo ideal suele ser el salón, por ser una zona amplia y generalmente la última en dejar lista.

  3. Plan de acción
  4. Antes de ponerte a desembalar sin ton ni son, imagina y decide dónde quieres que vaya cada cosa. Dónde colocar los muebles nuevos o cómo adaptar al nuevo espacio la disposición de tu antigua casa. Aprovecha para hacer cambios y crear nuevos ambientes.

  5. Prioriza
  6. Monta las habitaciones por orden de importancia. Lo más recomendable es empezar por la cocina ya que se suelen liberar muchas cajas y se habilita una zona de descanso para comer algo y sentarse un rato. Después, las habitaciones para que esa noche puedas dormir cómodamente, luego los baños, habitaciones de invitados y por último el salón.

  7. Sigue un orden
  8. No intentes abrir varias cajas a la vez, vete una a una y deshazte de todo el material de deshecho según vayas terminando cada caja. Establece una zona de reciclaje para acumular las cajas vacías y los restos de papel y otros materiales.

  9. Sin prisa pero sin pausa
  10. No intentes acabarlo todo en un día, desembalar lleva su tiempo y lo mejor es tomárselo con calma y no estresarse así que piensa bien dónde poner cada cosa. Tampoco te duermas en los laureles si no quieres pasarte meses viviendo entre cajas y sin encontrar nada.

    Si a pesar de haberte dado estos trucos, desembalar te parece una tediosa tarea, siempre puedes llamar a Mudanzas y Guardamuebles LARA, nosotros nos encargamos de todo.

¡Tú, relájate y disfruta!