Una mudanza es una buena ocasión para realizar limpieza de aquellas cosas que no utilizamos. Aprovecha este momento para hacer una selección de los objetos que pueden pasar a mejor vida y de aquellos que, aunque no te sirvan a diario, quisieras conservar.
En el primer caso, puedes hacer una donación para los más necesitados o simplemente una buena labor de reciclaje; el medioambiente te lo agradecerá.
En el segundo caso, lo mejor es contratar unservicio de guardamuebles, que te permite guardar todo aquello que desees sin que sea un estorbo en tu vida cotidiana y te brinda, a la vez, la oportunidad de poder acceder a esas cosas cuando quieras.

¿Cuáles son los objetos que recomendamos depositar en un guardamuebles?

  • Muebles de gran tamaño

A menudo aprovechamos las mudanzas para cambiar la decoración de nuestro hogar. Los muebles viejos pueden donarse o depositarse en un punto limpio. Pero, aquellos que son buenos y deseas conservar (pues quién sabe si en el futuro tú o tus hijos tendréis un espacio retro en tu casa) en un guardamuebles quedarán perfectamente custodiados hasta que decidas rescatarlos.

  • Objetos de gran valor sentimental

¿Cuántas veces haciendo limpieza nos sentimos incapaces de deshacernos de aquellas cosas que no tienen valor económico, pero sí un gran valor sentimental? El traje de novia, álbumes de fotos, libros del colegio, etc. etc. A lo largo de nuestra vida este tipo de enseres va aumentando y… ¿para qué tenerlos en casa estorbando cuando pueden guardarse en un contenedor?

  • Juguetes

Lo más seguro es que te dé pena deshacerte de los juguetes preferidos de tu hijo. Ya no los usa, pero están teñidos de momentos emotivos y quizás los utilicen tus nietos dentro de unos años. El triciclo, la moto, el Scalextric… Puedes depositarlos en un guardamuebles y recuperarlos cuando quieras. Y lo mismo con la cunita en la que durmió sus primeros meses, el cochecito donde le paseabas, la trona, el corralito, etc.

  • Cristalería y vajilla

Seguro que tienes varios juegos que no utilizas a diario, pero son recuerdos bonitos para ti. También estos son ejemplos de objetos muy susceptibles de conservar en un guardamuebles.

  • Herencias

Esa cómoda de caoba heredada de tu bisabuela, la enorme lámpara de cristal de Murano que compró una tía en su luna de miel, el juego de té de plata de los antepasados de tu suegra, el cuadro gigante que te tocó en el reparto de una herencia, ese tapiz antiguo que vestía la pared del dormitorio de tus abuelos,…

En fin, todos aquellos objetos que no encajan en tu estilo de vida actual, pero tampoco quieres desechar, tienen cabida en un guardamuebles. En Mudanzas y Guardamuebles LARA te ofrecemos un servicio económico, fiable y seguro.